La terrible historia que estamos a punto de contarte ocurrió en San Miguel de Tulancingo, Oaxaca. Se trata de una trágica experiencia que vivió un valiente policía llamado José